miércoles, 15 de abril de 2015

Cómo Hacer Brotes de Alfalfa en Casa


0 COMENTARIOS
La alfalfa es un alimento altamente nutritivo, y puedes germinarla en casa. Hacer los brotes o germinados de alfalfa en casa es muy sencillo; además te ahorrará dinero y podrás envolver a tus niños en el proceso.

Como parte de los nuevos proyectos familiares a realizar durante este año, consideramos los brotes o germinados de alfalfa, entre otros, aunque el proceso es bastante similar entre unos y otros. Pero, en esta ocasión, quiero compartir contigo el procedimiento que llevamos en casa para germinar las semillas de alfalfa, lo que resultó en un rotundo éxito, ya que conseguimos semillas de buena calidad y los niños en casa participaron, no solamente al germinarlas, sino también al comerlas.

Quiero destacar el detalle de las semillas de buena calidad, ya que en ocasiones las semillas pueden salir dañadas y por lo tanto no llegarán a brotar. Nos sucedió con unas semillas de brócoli, las cuales también deseábamos germinar. Pero, al cabo de varios días siguiendo los pasos indicados para los brotes, tuvimos que descartarlas. Estaban dañadas.


Bueno, dicho esto, para hacer tus brotes de alfalfa en casa necesitarás lo siguiente:

• Semillas de alfalfa
• Una jarra de vidrio, tipo “Mason Jar Wide Mouth”, de 32 oz.
• Tapa con huequitos, especial para brotes (como la que aparece en las fotos)
• Agua
• Una toalla


Cabe señalar que existen varios métodos para hacer tus brotes de alfalfa en casa, por lo que los materiales que necesitarás pueden variar, depende del método que elijas. Pero, en nuestro caso, este fue el método que elegimos y nos funcionó.

Procedimiento:

Echa en la jarra 2 cucharadas de semillas. Agrega agua hasta como la mitad de la jarra. Déjalas en remojo entre 8-12 horas.


Luego de remojarlas, bota el agua y enjuágalas entre 2-3 veces. Deja la jarra escurrir, boca abajo, media recostada, como verás en las fotos. Cubre la jarra con una toalla. A partir del primer día, notarás unos pequeños brotes blancos en las semillas.


Día 1


Día 2


Día 3


Día 4

Todos los días deberás enjuagar las semillas, de 2-3 veces al día, ponerlas a escurrir y volverlas a cubrir. Esto hasta el día número 4. Observación: Como al tercer día, los brotes están algo altos. Es mejor no quitar la tapa y enjuagarlos a través de los huequitos de la tapa.

Al día número 5, saca tus brotes al sol. Coloca la jarra con tus brotes cerca de una ventana o en un lugar en donde reciban luz solar para que se pongan de color verde. Pasadas varias horas, notarás que tus brotes de alfalfa se han tornado de un color verde muy bonito.


Día 5


Puedes enjuagar y retirar cualquier semilla que no haya germinado. ¡Y ya están listos para comer! Puedes guardarlos en tu nevera, en la misma jarra si quieres, hasta cerca de una semana.



Bueno, eso es todo por el momento. Espero te animes a hacer tus germinados en casa y a envolver a los niños en el proceso. Así se motivan más en comerlos. ¡Hasta la próxima!

jueves, 12 de marzo de 2015

Receta de Pan Integral Casero y Fácil


0 COMENTARIOS
Quiero compartir con ustedes una receta de pan integral casero y fácil, que además es muy nutritivo y delicioso. Como parte de las resoluciones para este año, me propuse intentar hacer cosas nuevas. Y en mi lista personal se encontraba hacer pan en casa. Pero claro, como novata al fin busqué la manera fácil de comenzar a hacer pan integral casero. Vi varios videos de cómo hacer pan integral en casa, pero no me convencían; al menos no en ese momento. No quería echar a perder demasiado si no lograba tener éxito. Después de todo, era mi primera vez haciendo pan casero.

Entonces, encontré la harina de 10 granos integrales de Bob’s Red Mill® para hacer pan. El paquete de 19 oz. de la mezcla rinde para un pan de 1 ½ libras, y puede usarse para preparar el pan a mano o con máquina.  Yo lo preparé a mano, por lo que compartiré con ustedes el procedimiento para elaborarlo así. Pero, les advierto; el proceso de amasar puede ser duro y las manos pueden cansarse rápidamente, en especial si uno no está acostumbrado al proceso.


Otra conveniencia al comprar el empaque de Bob’s Red Mill ® es que incluye un sobre con la levadura, por lo que no tenía que comprarla por separado. En fin, para elaborar mi pan integral casero necesité lo siguiente:

1 paquete de harina para hacer pan de 10 granos de la marca Bob’s Red Mill ®
1 sobre de levadura, incluida en el paquete de harina
1 ¼ taza de agua tibia
3 cucharadas de aceite de canola
1 recipiente para colocar la mezcla y dejarla crecer
1 molde para pan de 9 x 5 x 3 pulgadas
1 rollo de envoltura de plástico

Procedimiento:

Añade el contenido del sobre de levadura a 1 ¼ de taza de agua tibia. Combina la harina de 10 granos, las 3 cucharadas de aceite y la mezcla de agua con levadura. Amasa entre 8-10 minutos. Coloca la masa en un recipiente engrasado, cúbrela (con el plástico o con una toalla) y déjala crecer el doble, aproximadamente por 1 ½ hora.


Presiona la mezcla hacia abajo con tu puño, cúbrela de nuevo y déjala que doble por unos 30-40 minutos más. Forma una hogaza con la masa y colócala en un molde para pan, engrasado. Engrasa la superficie y cubre con plástico. En un lugar cálido, deja que crezca el doble por aproximadamente 45 minutos. Hornea a una temperatura de 375°F por 30-40 minutos. Observación: Yo utilicé un molde con dimensiones un poco más grandes de lo sugerido, por lo que puede verse como si le faltara crecer más.


Al finalizar el tiempo de horneado, golpea el tope del pan. Si oyes un sonido hueco quiere decir que se ha horneado apropiadamente. Retira del molde y cúbrelo con una toalla. Déjalo refrescar antes de rebanarlo.


Bueno, espero esta receta les haya ayudado y puedan disfrutar de un delicioso pan integral casero y fácil. ¡Buen provecho!

Lo Más Reciente

Facebook

 

El Bebe de Mama Copyright 2007 - 2013 All Rights Reserved | Términos de uso | Política de Privacidad | Contáctenos | Publicidad | Facebook | Twitter

www.ParaImprimirGratis.com