martes, 3 de marzo de 2015

Cómo Tratar las Aftas Bucales


0 COMENTARIOS
Las aftas bucales, conocidas como llagas o úlceras en la boca, suelen ser bastante molestosas, y aunque no son contagiosas, existen varias formas de prevenirlas. Suelen aparecer en el paladar, las encías, en la lengua y en el interior de las mejillas y labios. Antes de que aparezca un afta, la persona suele tener una sensación de cosquilleo, calor, picor e hinchazón en el área en dónde aparecerá.


Las aftas bucales suelen aparecer por varios factores, entre ellos:

• Una mordedura o rasguño
• Catarro o fiebre
• Estrés o ansiedad
• Deficiencia de vitaminas y minerales
• Cambios hormonales debido al ciclo menstrual
• Exposición al sol
• Alergias

Las aftas bucales suelen desaparecer por sí solas al cabo de varios días. No existe una cura, sin embargo pueden tratarse para aliviar la molestia y evitar infecciones bacterianas. Entre las cosas que puedes tratar se encuentran:

1. Antiinflamatorios tópicos
2. Humectante para los labios
3. Enjuagues bucales
4. Cepillado de dientes después de cada comida
5. Evitar alimentos muy calientes, picantes y ácidos
6. Cremas antivirales recomendadas por tu proveedor de salud
7. Remedios caseros, como aplicar miel directamente sobre la llaga, o preparar enjuagues bucales con agua oxigenada o de agua tibia con sal

Si tienes historial familiar de aftas bucales, o ya has padecido de ellas, lo mejor es prevenir nuevas apariciones. Lo mejor es mantener una higiene bucal adecuada, reducir los niveles de estrés y ansiedad, evitar exponerse al sol por períodos largos de tiempo y mantener una alimentación equilibrada.

Temas Relacionados:

Cómo Prevenir las Caries Dentales en los Niños

¿Cómo Prevenir la Infección Vaginal?
Cuidado de los Dientes del Bebé

domingo, 25 de enero de 2015

Modelo de Célula Animal para Niños


0 COMENTARIOS
Si tu niño se encuentra estudiando las células en su clase de Ciencias, este modelo de célula animal es muy fácil de hacer en casa, o en la escuela.

Esta es una actividad en la que tu niño puede participar, y de una forma divertida puede visualizar mejor las partes básicas de la célula animal. Esta es una actividad que realicé con mi niño que cursa el segundo grado para su clase de Ciencias, y la quiero compartir contigo.




¿Qué necesitas?

1 bolsa pequeña de sellado hermético, tipo Ziploc
1 cajita de gelatina
1 puñado de habichuelas secas (frijoles)
1 uva


Una vez reúnas los materiales, permite que tu niño participe realizando la actividad. Pero, ¡ten precaución! Recuerda que al preparar la gelatina, el contenido estará caliente.

¿Cuáles son los pasos?

1. Prepara la gelatina de acuerdo a las instrucciones del empaque. Este paso deberá realizarlo un adulto para prevenir algún tipo de quemadura en tu niño. Una vez se enfríe a temperatura ambiente, viértelo en la bolsa plástica, casi llena. La bolsa representará la pared de la célula, o membrana celular.
2. Coloca la bolsa en el refrigerador hasta que la gelatina esté firme. Pídele a tu niño que tenga paciencia mientras tanto.
3. Abre la bolsa y coloca la uva en el centro de la gelatina. La uva representará el núcleo, o centro de control de la célula.
4. Añadan algunas habichuelas secas, las cuales representarán las partes pequeñas de la célula, llamadas organelos.


Si no tienes bolsas de sellado hermético, un recipiente redondo y pequeño servirá también para representar la membrana celular. Espero que disfruten juntos realizando esta actividad educativa que resulta muy divertida a la vez.

Temas Relacionados:

Mariposa con Cartones de Huevos

Origami para Niños - Pavo Real
Manualidades de Navidad para Niños

Lo Más Reciente

Facebook

 

El Bebe de Mama Copyright 2007 - 2013 All Rights Reserved | Términos de uso | Política de Privacidad | Contáctenos | Publicidad | Facebook | Twitter

www.ParaImprimirGratis.com