domingo, 25 de enero de 2015

Modelo de Célula Animal para Niños


0 COMENTARIOS
Si tu niño se encuentra estudiando las células en su clase de Ciencias, este modelo de célula animal es muy fácil de hacer en casa, o en la escuela.

Esta es una actividad en la que tu niño puede participar, y de una forma divertida puede visualizar mejor las partes básicas de la célula animal. Esta es una actividad que realicé con mi niño que cursa el segundo grado para su clase de Ciencias, y la quiero compartir contigo.




¿Qué necesitas?

1 bolsa pequeña de sellado hermético, tipo Ziploc
1 cajita de gelatina
1 puñado de habichuelas secas (frijoles)
1 uva


Una vez reúnas los materiales, permite que tu niño participe realizando la actividad. Pero, ¡ten precaución! Recuerda que al preparar la gelatina, el contenido estará caliente.

¿Cuáles son los pasos?

1. Prepara la gelatina de acuerdo a las instrucciones del empaque. Este paso deberá realizarlo un adulto para prevenir algún tipo de quemadura en tu niño. Una vez se enfríe a temperatura ambiente, viértelo en la bolsa plástica, casi llena. La bolsa representará la pared de la célula, o membrana celular.
2. Coloca la bolsa en el refrigerador hasta que la gelatina esté firme. Pídele a tu niño que tenga paciencia mientras tanto.
3. Abre la bolsa y coloca la uva en el centro de la gelatina. La uva representará el núcleo, o centro de control de la célula.
4. Añadan algunas habichuelas secas, las cuales representarán las partes pequeñas de la célula, llamadas organelos.


Si no tienes bolsas de sellado hermético, un recipiente redondo y pequeño servirá también para representar la membrana celular. Espero que disfruten juntos realizando esta actividad educativa que resulta muy divertida a la vez.

Temas Relacionados:

Mariposa con Cartones de Huevos

Origami para Niños - Pavo Real
Manualidades de Navidad para Niños

martes, 16 de diciembre de 2014

Importancia del Zinc en el Cuerpo


0 COMENTARIOS
¿Sabías que el zinc es un mineral necesario para mantenerse saludable? Si estás experimentando pérdida del gusto y el olfato, caída del cabello, cicatrización lenta e infecciones frecuentes, o notas un crecimiento lento en tu niño, podría tratarse de una deficiencia de zinc en el cuerpo.

Y es que el zinc ayuda en la reparación y crecimiento celular, en el desarrollo y mantenimiento del sistema inmune y tiene una función importante en el desarrollo del cerebro durante el embarazo y la niñez. Como ves, el zinc participa en muchos de los procesos corporales, por lo que una deficiencia de este mineral podría resultar en algunos de los síntomas antes mencionados.

Existen suplementos de vitaminas y minerales que contienen zinc, y que pueden ayudarte a incrementar las cantidades de zinc en tu cuerpo. Pero, una alimentación adecuada es importante. El zinc se encuentra de manera natural en algunos alimentos, entre ellos:

• Pechuga de pollo
• Carne oscura de pavo
• Carne molida de res
• Hígado de res
• Langosta
• Ostras
• Leche
• Queso suizo

Si eres vegetariano o vegano, debes saber que el zinc también se encuentra en alimentos que no son de origen animal, pero tendrás que consumirlos en mayores cantidades para absorber mayor cantidad de zinc. Entre esos alimentos se encuentran:

• El maní o cacahuete
• Castañas de cajú
• Nueces del Brasil
• Garbanzos
• Lentejas
• Avena
• Pan con levadura
• Cereales fortificados

Temas Relacionados:

¿Cuánto Hierro Necesita Mi Bebé?

¿Cuánto Calcio Necesita Mi Bebé?
Ofrécele Alimentos Ricos En Fibra

Lo Más Reciente

Facebook

 

El Bebe de Mama Copyright 2007 - 2013 All Rights Reserved | Términos de uso | Política de Privacidad | Contáctenos | Publicidad | Facebook | Twitter

www.ParaImprimirGratis.com