jueves, 31 de julio de 2014

Prevención de Chikungunya con Repelentes Naturales


0 COMENTARIOS

Ante la actual amenaza de propagación del virus de Chikungunya por el Caribe, los ciudadanos de las áreas que se encuentran en mayor riesgo, deben tomar las medidas de prevención necesarias ante éste. En diciembre del 2013, se reportó el primer caso de infección por Chikungunya en Las Américas, específicamente en la isla de San Martín. A menos de un año de este caso, muchos más se han reportado a través de las islas del Caribe y ya se ha dado a conocer del primer caso en La Florida.

El virus del Chikungunya es transmitido por los mosquitos, también responsables de transmitir el virus del dengue,  Aedes aegypti y Aedes albopictus , y sus síntomas suelen confundirse con los del dengue común. Entre los síntomas de la enfermedad del Chikungunya se encuentran los siguientes:
1. Fiebre
2. Dolor severo e hinchazón de las articulaciones
3. Dolor de cabeza
4. Dolor muscular
5. Fatiga
6. Náuseas
7. Erupción en la piel

Es sumamente importante que los sectores que se encuentran en mayor riesgo tomen las medidas de prevención necesarias para evitar a toda costa la infección. Entre los más vulnerables al virus del Chikungunya se encuentran las personas mayores de 65 años, bebés y niños pequeños, mujeres embarazadas, personas que padecen de artritis, diabetes, alta presión o enfermedades cardíacas, así como viajeros o misioneros en áreas de África, Asia, India y Europa.

Aunque no existe una vacuna o cura para el Chikungunya, sí se puede prevenir. Usted puede protegerse no exponiéndose durante las horas en que el mosquito tiende a picar, como temprano en la mañana y en la tarde. También puede cubrir su piel con camisas de manga larga, pantalones largos y sombrero. Además, puede utilizar algún repelente de mosquitos, como los que existen en el mercado.

Si usted es una de esas personas que no desea exponerse a los químicos en los repelentes, como lo son el DEET y el Picaridin, existen unos a base de aceite de limón y eucalipto. Pero, ojo, siempre debe estar pendiente a las indicaciones ya que muchos de éstos no son recomendados para niños de 2 años o menos.

También, usted puede elaborar en su hogar su propio repelente de mosquitos natural. Hay una gran variedad de plantas y aceites esenciales que son repelentes naturales contra los mosquitos. Entre ellos podemos mencionar: Eucalipto, Limón, Citronella, Limoncillo, Lavanda, Albahaca, Geranio y Madera de Cedro.

Un ejemplo de un repelente natural que podría elaborar en su casa sería el siguiente:
En una botella de 3oz combine 30 gotas de aceite esencial de té de árbol (Tree Tea), 10 gotas de aceite esencial de geranio y 1 cucharada de glicerina vegetal. Llene la botella de agua, agítela y aplique la mezcla cada hora o cómo sea necesario.

Una de las opciones disponibles de repelentes naturales para bebés y niños pequeños lo es Lāfes Baby Insect Repellent. El mismo está elaborado con aceites esenciales orgánicos de geranio, madera de cedro, limón, lavanda, entre otros. Un producto seguro para bebés, pues no sólo está libre de químicos, como el DEET, sino que también su recipiente plástico es libre de BPA.

Temas Relacionados:

Repelentes Naturales de Mosquitos

Síntomas de Dengue en el Bebé

Cómo Tratar Las Picaduras De Abejas Y Avispas

martes, 24 de junio de 2014

Cómo Prevenir la Deshidratación en Niños Pequeños


0 COMENTARIOS
¡La temporada de verano llegó! Aumenta la diversión; ir a la playa, compartir en la piscina, jugar en el parque, y una lista sin fin de otras actividades que disfrutamos al aire libre. Pero, también aumenta la temperatura y el riesgo de deshidratación.

En los niños pequeños, el riesgo de deshidratación es mayor que en los adultos. Con toda la diversión durante las vacaciones de verano, tu pequeño puede que no esté ingiriendo la cantidad adecuada de líquidos para mantenerse hidratado. Recuerda, los niños se envuelven jugando y por no perderse de la diversión olvidan tomar agua. Por eso, los adultos debemos estar pendientes al asunto para prevenir la deshidratación de nuestros niños pequeños.

El agua es la bebida por excelencia para mantener a tu niño hidratado. Asegúrate de que está tomando suficiente agua, especialmente en días muy calurosos, y más importante aun si tu niño está enfermo. Recuerda que si hay fiebre, vómitos o diarreas se pierde una importante cantidad de fluidos del cuerpo. Los jugos y bebidas carbonatadas nunca podrán sustituir al agua, además de contener grandes cantidades de azúcar. Pero, si deseas aumentar la cantidad de líquidos que ofreces junto al agua, puedes ofrecerle zumo natural de frutas, como la naranja o algún otro cítrico. Si tu pequeño es menor de 6 meses y lo lactas a tiempo completo, la leche materna le provee el agua necesaria, por lo que no se recomienda ofrecerle agua adicional o zumos de fruta.

A través de los alimentos también puedes mantener hidratado a tu niño. Las frutas como la sandía, la piña, la naranja, entre otras, son excelentes. También, los vegetales proveen buena cantidad de agua, por lo que comer ensaladas durante la temporada de calor resulta muy refrescante, aparte de nutritivo. Las sopas y cremas son otra alternativa para mantener hidratados a los pequeños.

Otra recomendación para prevenir la deshidratación en los niños pequeños es vestirlos con ropa fresca, especialmente si van a jugar fuera de la casa y no exponerlos a temperaturas muy altas. Es recomendable salir afuera en horas tempranas de la mañana, antes que el sol caliente mucho y en horas de la tarde cuando el sol ya ha bajado y la temperatura es más fresca. Así que ha disfrutar del verano bien hidratados.

Temas Relacionados:

Síntomas De Un Bebé Deshidratado

¿Cuanta Agua debe Tomar un Niño?
Diarrea en Bebés

Lo Más Reciente

Facebook

 

El Bebe de Mama Copyright 2007 - 2013 All Rights Reserved | Términos de uso | Política de Privacidad | Contáctenos | Publicidad | Facebook | Twitter

www.ParaImprimirGratis.com