martes, 24 de junio de 2014

Cómo Prevenir la Deshidratación en Niños Pequeños


0 COMENTARIOS
¡La temporada de verano llegó! Aumenta la diversión; ir a la playa, compartir en la piscina, jugar en el parque, y una lista sin fin de otras actividades que disfrutamos al aire libre. Pero, también aumenta la temperatura y el riesgo de deshidratación.

En los niños pequeños, el riesgo de deshidratación es mayor que en los adultos. Con toda la diversión durante las vacaciones de verano, tu pequeño puede que no esté ingiriendo la cantidad adecuada de líquidos para mantenerse hidratado. Recuerda, los niños se envuelven jugando y por no perderse de la diversión olvidan tomar agua. Por eso, los adultos debemos estar pendientes al asunto para prevenir la deshidratación de nuestros niños pequeños.

El agua es la bebida por excelencia para mantener a tu niño hidratado. Asegúrate de que está tomando suficiente agua, especialmente en días muy calurosos, y más importante aun si tu niño está enfermo. Recuerda que si hay fiebre, vómitos o diarreas se pierde una importante cantidad de fluidos del cuerpo. Los jugos y bebidas carbonatadas nunca podrán sustituir al agua, además de contener grandes cantidades de azúcar. Pero, si deseas aumentar la cantidad de líquidos que ofreces junto al agua, puedes ofrecerle zumo natural de frutas, como la naranja o algún otro cítrico. Si tu pequeño es menor de 6 meses y lo lactas a tiempo completo, la leche materna le provee el agua necesaria, por lo que no se recomienda ofrecerle agua adicional o zumos de fruta.

A través de los alimentos también puedes mantener hidratado a tu niño. Las frutas como la sandía, la piña, la naranja, entre otras, son excelentes. También, los vegetales proveen buena cantidad de agua, por lo que comer ensaladas durante la temporada de calor resulta muy refrescante, aparte de nutritivo. Las sopas y cremas son otra alternativa para mantener hidratados a los pequeños.

Otra recomendación para prevenir la deshidratación en los niños pequeños es vestirlos con ropa fresca, especialmente si van a jugar fuera de la casa y no exponerlos a temperaturas muy altas. Es recomendable salir afuera en horas tempranas de la mañana, antes que el sol caliente mucho y en horas de la tarde cuando el sol ya ha bajado y la temperatura es más fresca. Así que ha disfrutar del verano bien hidratados.

Temas Relacionados:

Síntomas De Un Bebé Deshidratado

¿Cuanta Agua debe Tomar un Niño?
Diarrea en Bebés

lunes, 28 de abril de 2014

Cómo Reducir el Riesgo de Muerte Infantil Súbita


0 COMENTARIOS
El Síndrome de Muerte Infantil Súbita, conocido por sus siglas en inglés como SIDS, es la muerte repentina e inexplicable de un bebé menor de 1 año. También se le conoce como “muerte en la cuna”, ya que la mayoría de los casos de bebés que mueren por SIDS ocurren mientras éstos duermen en sus cunas. Afortunadamente, durante los pasados 20 años las cifras por Muerte Infantil Súbita se han cortado a la mitad. Esto se debe gracias al trabajo de expertos que han logrado identificar algunos factores para reducir el riesgo de Muerte Infantil Súbita, aun cuando no se haya encontrado una causa definitiva para este síndrome.

He aquí, algunos consejos de los expertos para reducir el riesgo de SIDS cuando pongas a tu pequeño a dormir en su cuna:

1. Acuéstalo sobre su espalda. Posiblemente, tu madre o abuela, te recomienden que lo acuestes sobre su pancita. Pero, no es lo que recomiendan los expertos en la materia, y tal vez por esa razón los números de muertes por SIDS eran mayores hace 20 años atrás. ¿Y si mi bebé ya se voltea solo mientras duerme? ¡No entres en pánico! Para los 6 meses de edad, y algunos mucho antes, los bebés ya aprenden a voltearse buscando su comodidad. Para cuando tu bebé ya se voltee solito, el riesgo por Muerte Infantil Súbita habrá disminuido.

2. Compra un colchón firme. Asegúrate de que el colchón se ajuste perfectamente a los bordes de la cuna. El colchón lo único que necesitará será cubrirlo con una sábana ajustable especial para colchones de cuna. No harán falta los calzos, posicionadores o colchones especiales, ya que no está probado que reduzcan el SIDS.

3. Mantenlo fresco. Sobrecalentarlo aumenta el riesgo de SIDS. Si es verano y hace mucho calor, enciende el ventilador para mantener la temperatura de la habitación fresca. Pero, si hay temperaturas bajas, lo único que necesita es una capa más de ropa que la que tú usas.

4. No coloques peluches en la cuna. Los expertos están de acuerdo en esperar hasta que el bebé cumpla el primer año. Mientras, sácalos fuera para reducir el riesgo de sofocación, así como los protectores de cuna (“bumpers”).

5. Ofrecerle un chupete. Según los expertos, el chupete o pacificador, puede reducir el riesgo de SIDS mientras el bebé duerme. Pero, ojo. Si amamantas a tu bebé, ofrecerle un chupete antes de las 6 semanas de edad puede causarle confusión, ya que es el periodo en que se establece bien la lactancia.

Temas Relacionados:
Cuando Tu Bebé Quiere Dormir Boca Abajo
Consejos para Comprar la Cuna del Bebé

Lo Más Reciente

Facebook

 

El Bebe de Mama Copyright 2007 - 2013 All Rights Reserved | Términos de uso | Política de Privacidad | Contáctenos | Publicidad | Facebook | Twitter

www.ParaImprimirGratis.com